Milei fijó el salario mínimo en 200 mil, con canasta de pobreza en 600 mil